Bienvenido al mundo de los perfiles de aluminio

Bienvenido al mundo de los perfiles de aluminio

¿Conoces qué son los perfiles de aluminio? En Montalglass somos especialistas en este tipo de materiales. Por ello, queremos en este artículo darle mayor protagonismo a estos elementos de aluminio que pisan con fuerza en el mundo de la construcción, sobre todo, en el de ventanas y puertas.  

Los perfiles de aluminio son láminas elaboradas con este material tan resistente y que se utilizan en todo tipo de sectores y espacios, aunque normalmente se usan en interiores y exteriores de viviendas o de comercios. En el sector de la construcción, estos ángulos suelen emplearse como soporte o acabado para paneles, guías correderas, cristales, etc.  

Son muchas las propiedades que hacen de este elemento una pieza imprescindible para elaborar los cerramientos de un hogar. No obstante, la versatilidad y flexibilidad son dos aspectos que destacan por encima de los otros, ya que se pueden amoldar a cualquier situación y espacio, y podemos contar con muchos tipos de perfiles de aluminio para cada cerramiento diferente. 

¿Cuáles son los tipos de acabados para los perfiles?

  • Perfiles anodizados, que, tal y como su nombre indica, experimentan un proceso de anodizado que consiste en una oxidación a través de electrólisis controlada. Con esta transformación se consigue crear una capa anódica que protege los perfiles. Gracias a este método, logramos obtener una pieza con una gran dureza superficial, y con una alta resistencia a la abrasión y a la corrosión. 
  • Perfil pulido. Si queremos crear una perfilería más brillante, sin duda, tenemos que realizar este tipo de proceso, en el cual conseguimos eliminar todo tipo de impurezas de la superficie. También, podemos realizar un repulido, en el que se pulirá la pieza por segunda vez, y le dará aún más brillo a su acabado. 
  • Perfil lacado, un proceso que consiste, ni más ni menos, que en recubrir el aluminio con un revestimiento sintético. Gracias a este método, conseguimos tener un amplio catálogo de perfiles, de todo tipo de colores y de acabados. El lacado se lleva a cabo a través de pintura en polvo que, primero, se realizará mediante deposición electrostática y, posteriormente, polimerizándola en un horno a 200 °C. 
  • Perfil foliado, un proceso que se realiza a través de la colocación de una lámina en la pieza. Esta lámina puede simular la textura de un material, como por ejemplo, la madera. Así pues, se consigue la estética de un cerramiento de madera, pero sin tener que realizar el riguroso mantenimiento que necesita este tipo de material. 

Como puedes comprobar, son muchos los beneficios que ofrece este material, ¡y por ello no dejaremos nunca de apostar por él! Puedes consultar más información, escribiéndonos a través de este enlace

 

Leave a Reply